Cáncer y Fertilidad

¿Por qué es importante pensar en la fertilidad si tenés cáncer?

Algunos tratamientos contra el cáncer pueden afectar la fertilidad, la capacidad de una mujer para quedar embarazada o llevar un embarazo a término. Muchas mujeres con un diagnóstico de cáncer quieren tener hijos en el futuro. Quizá no sepan que existen opciones para proteger la fertilidad. El mejor momento para preservar la fertilidad es antes de iniciar el tratamiento contra el cáncer. Hablá con tu médico sobre opciones para preservar la fertilidad tan pronto como sea posible después de recibir el diagnóstico de cáncer. A veces tu médico puede escoger un tratamiento que afecte menos la fertilidad.

¿De qué manera el tratamiento contra el cáncer afecta la fertilidad?
Las niñas nacen con todos los óvulos que tendrán en la vida. Las mujeres no pueden producir nuevos óvulos. La quimioterapia, la terapia con radiación y algunas cirugías pueden afectar o destruir los óvulos, o causar otros problemas de fertilidad. La quimioterapia puede dañar los óvulos, a los folículos ováricos (sacos en los ovarios que contienen los óvulos) y alterar las hormonas sexuales. La radiación también puede afectarlos si el tratamiento abarca todo el cuerpo o se concentra cerca de ciertos órganos. Estos incluyen
tus órganos reproductivos y la glándula pituitaria o hipófisis.
A menudo, la quimioterapia o la terapia con radiación (radioterapia) pueden detener los periodos menstruales durante un tiempo o hacerlos irregulares. Los periodos pueden continuar o volver después del tratamiento, pero es importante saber que tener periodos no necesariamente significa que se es fértil. En algunos casos, los periodos jamás vuelven. Existe una pequeña probabilidad de embarazo, incluso sin tener periodos menstruales.
La quimioterapia o radioterapia puede causar infertilidad inmediatamente o años después, al causar una menopausia precoz, es decir, el fin de tus periodos menstruales antes de los 40 años. La cirugía que extirpa ambos ovarios inicia la menopausia inmediatamente.
El tratamiento contra el cáncer también puede afectar tu capacidad de llevar el embarazo a término. Por ejemplo, una fuerte dosis de radiación en la región pélvica puede elevar el riesgo aborto espontáneo o causar nacimientos prematuros. Las mujeres que han tenido una histerectomía (cirugía que extirpa el útero) no pueden quedar embarazadas.

El mejor momento para preservar la fertilidad es antes de iniciar el tratamiento contra el cáncer.

¿Cuáles son las probabilidades de infertilidad?
No todas las mujeres se vuelven infértiles tras un tratamiento contra el cáncer. El impacto del tratamiento contra el cáncer sobre la fertilidad depende de muchos factores. Estos incluyen:
• Tipo de cáncer y etapa (cuánto se ha propagado)
• Tipo y dosis total (cantidad) de quimioterapia
• Ubicación y dosis de radiación
• Lugar de la cirugía
• Edad (el riesgo de infertilidad aumenta con la edad)
• Estatus de fertilidad antes del tratamiento

Si vas a realizar quimioterapia, consulta con tu oncólogo sobre las opciones con menos probabilidades de afectar tu fertilidad.

¿Cuáles son las opciones para preservar la fertilidad?
Tu médico puede sugerirte un especialista en reproducción, un médico que se especializa en fertilidad, o podés consultar con nosotros a info@fertilidadfutura.com, para que puedas considerar todas tus posibilidades.
Las opciones para preservar la fertilidad varían según la persona, tipo y etapa del cáncer, y cuán pronto debe empezar el tratamiento contra el cáncer. Los métodos de preservación de la fertilidad incluyen:

• Criopreservación de embriones. La congelación de embriones (óvulos fertilizados) puede ser una opción. Puede que necesites medicamentos
para la fertilidad (generalmente inyecciones diarias) para estimular la producción de óvulos. Los óvulos son “cosechados” (se extraen con cirugía) y se combinan con los espermatozoides de tu pareja (o donante) en una placa de laboratorio. Esto es lo que se denomina la fertilización in vitro, o IVF (por sus siglas en inglés). Los embriones permanecen congeladoso “almacenados” hasta que los necesites.

• Criopreservación de óvulos (congelamiento de óvulos sin fertilizar por vitrificación). Al igual que con el almacenaje de embriones, es posible que necesites inyecciones para la fertilidad u otrosmedicamentos para estimular la producción de óvulos. Luego se extraen y se congelan los óvulos.

• Criopreservación de tejido ovárico. Este método implica la extirpación de pequeños pedazos del ovario y el almacenaje del tejido congelado. Un cirujano puede reimplantar el tejido tras el tratamiento contra el cáncer. El tejido también puede usarse para madurar los folículos y óvulos dentro de ellos..

• Tratamientos médicos. Se puede usar ciertos medicamentos para intentar proteger los ovarios durante la quimioterapia. Estos medicamentos pueden paralizar el funcionamiento de los ovarios durante el tratamiento. No está del todo claro si mejoran la fertilidad después de tratamiento contra el cáncer.

• Protector pélvico durante la terapia con radiación. Tal vez sea posible colocar un protector sobre uno o ambos ovarios para protegerlos de la radiación durante
el tratamiento.

• Transposición de ovarios. Antes del tratamiento con radiación sobre la región pélvica, un cirujano mueve uno o ambos ovarios a otra parte del cuerpo, fuera de la zona del tratamiento.
Si no es posible lograr un embarazo naturalmente con el ovario en la nueva ubicación, es posible devolverlo al lugar original o usar fertilización in vitro para lograr un embarazo.

• Cirugía de protección (conservación) de ovarios. El tratamiento estándar del cáncer de tipo ginecológico, como el cáncer a los ovarios o al endometrio (en el útero), es extirpar tanto
los ovarios como el útero. Algunas mujeres pueden conservar los ovarios si el cáncer está en una etapa inicial (primera etapa) y es de un grado bajo, lo que significa un menor riesgo de
metástasis (que se propague a otras partes del cuerpo).

• Extirpación del cuello uterino pero no del útero. A las mujeres con cáncer cervical a menudo se les extirpa quirúrgicamente el útero y el cuello uterino. Las que tienen cáncer cervical
en etapa inicial pueden optar por que solo se les extirpe el cuello uterino.

• Tratamiento médico del cáncer del endometrio. El cáncer al endometrio, en etapa inicial y de bajo riesgo, a menudo puede ser tratado con éxito sin cirugía. En vez, los médicos pueden
usar medicamentos hormonales como la progesterona, para encoger el tumor.
Tu médico puede sugerirte un especialista en reproducción o podés consultar en Fertilidad Futura.

¿La preservación de la fertilidad retardará el tratamiento contra el cáncer?
Algunos métodos para preservar la fertilidad pueden retardar el inicio de su tratamiento contra el cáncer. Para el congelamiento de embriones u óvulos, generalmente se necesitan unas 2 semanas de medicamentos a fin de estimular la producción de óvulos, a partir del momento en que tiene su periodo. Después de que se extraen los óvulos, se puede iniciar el tratamiento contra el cáncer. La criopreservación de tejido ovárico no tiene demora, se realiza la extracción por cirugía mínimamente invasiva como la laparoscopía

¿Cuál es la tasa de éxito y el costo de la preservación de la fertilidad?
Muchas mujeres jóvenes que se sometieron a tratamiento contra el cáncer tendrán un hijo en el futuro. La tasa de éxito de cada tratamiento de fertilidad varía según el tratamiento y la situación de cada mujer. Tu médico podrá darte mayor información sobre sus probabilidades de éxito.
El costo de la preservación de la fertilidad también varía pero puede ser alto. Es posible que
las obras sociales y prepagas paguen ciertos tratamientos de fertilidad, o que puedas exigir el reintegro de acuerdo a la ley de Fertilización Asistida en la republica Argentina.

¿El embarazo es seguro después del tratamiento contra el cáncer?
En general, el embarazo es seguro después de recibir tratamiento contra el cáncer y estar en remisión. Los estudios indican que el embarazo no causa que regrese el cáncer.
Sin embargo, tu médico puede aconsejarte que antes de intentar embarazarte, esperes 6 meses o más después de terminado el tratamiento. Eso se debe a que si el cáncer vuelve, lo más probable es que suceda en los primeros 2 años. En general, no es seguro tratar de quedar embarazada durante el tratamiento contra el cáncer. Hablá con tu médico sobre las opciones anticonceptivas apropiadas. Algunos tratamientos contra el cáncer pueden causar daño al corazón y los pulmones, y complicar un embarazo futuro. Consultá con tu médico oncólogo si es seguro para vos intentar embarazarte.

¿Cuáles son tus opciones si sos infértil?
Si el embarazo no es posible después del tratamiento contra el cáncer, hay otras opciones para tener hijos. Estas incluyen recurrir a embriones u óvulos de una donante, usar madres sustitutas
para llevar un embarazo a término (donde sea legal) y adoptar.

¿Qué debés hacer con esta información?
Es posible que tus médicos no mencionen el tema de la preservación de la fertilidad. Vos debes mencionarlo si la fertilidad es importante para vos. A continuación, algunas preguntas que
le podés hacer a tu médico:
• ¿Cuán pronto debo empezar el tratamiento contra el cáncer?
• ¿Mi cáncer o su tratamiento afectarán mi fertilidad en el futuro?
• ¿Cuáles son mis opciones para preservar la fertilidad?
• ¿Algunas de estas opciones hacen que el tratamiento contra el cáncer sea menos efectivo o elevan las probabilidades de que me vuelva a dar cáncer?
• No tengo pareja ahora, pero deseo tener un hijo. ¿Cuáles son mis opciones?
• Si el pronóstico de mi enfermedad no es muy bueno, ¿siempre puedo almacenar mis embriones
u óvulos?

49 Comments

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.